El lago de los cisnes

Esta canción se puede resumir en “no valoras lo que tienes hasta que lo pierdes”. Habla de esa necesidad tan mezquina que tenemos a veces las personas de comparar siempre a nuestra pareja con la de la mesa de al lado. A veces, sin darnos cuenta nos dejamos arrastrar por lo que opina el vecino o el absurdo anuncio de Axe. La experiencia nos demuestra que es fácil caer en esas trampas y cuando nos arrepentimos ya no suele haber marcha atrás. Nos cuesta aceptar que no existen los príncipes azules ni las princesas disney, sólo gente que nos quiere y a la que queremos, con sus defectos claro, pero lo bonito es recorrer juntos el camino hasta llegar a aceptar al otro tal como es. A veces por partir en busca de un inexistente lago de los cisnes dejamos de lado lo que tenemos más cerca, incluso llegamos a pensar que es un pato, cuando suele tratarse de el único cisne verdadero de todo el lago.

Anuncios

50 sombras de Sasha Grey

Sasha Grey es una actriz de cine porno, lo digo por aclarar, porque sé que probablemente no la conocíais (aunque una vez tuve un amigo que aseguraba ver porno en internet!!).

Sasha Grey. Con esos tacones es capaz de subir las más erectas… ejem, empinadas escaleras…

El caso es que esta chica me ha inspirado no pocas composiciones… últimamente ando cantando mucho una titulada Sombras de Grey (la tenéis al final de este post). La canción relata lo que pasa cuando un hombre está viendo porno y entra su novia súbitamente en la habitación (como habéis imaginado el tipo es mi amigo, el de antes… y como estaréis suponiendo la cosa no acaba muy bien). No quiero destriparos la canción, sólo diré que Sasha Grey es una actriz capaz de hacer volar la imaginación. No me refiero sólo a lo evidente, sino que tiene un puntito especial. Sus ojos, sus gestos… Supongo que me sucede con ella lo que a millones de mujeres con Christian Grey (el protagonista de las cincuenta sombras de ídem), te seduce, te atrapa, pero al fin y al cabo, es ficticio (o inalcanzable, una sombra en cualquier caso). Y eso que me consta que muchas amigas tras leer el libro se han visto decepcionadas por sus parejas al verles incapaces de estar a la altura del tal Grey. Ellos, como es normal, han devorado el libro voraces y se han comprado un traje de cuero y una fusta. Ellas, al verles de esa guisa, han perdido definitivamente el contacto con la realidad y sólo sueñan con el misterioso hombre apuesto de la novela.

Cincuenta sombras de Grey ya se vende con todo el kit del buen sado-masoquista

Y es que Christian a pesar de ser un poco “guarreras” (tira de esposas a la mínima) resulta todo un caballero, protector y tierno a partes iguales. Sasha sin embargo, tiene un lado más salvaje y si se juntaran alguna vez estos dos, probablemente el seductor del best seller acabaría hecho un trapo. ¡Bravo por la actriz!

Encuentros imposibles aparte, Sasha ha dejado oficialmente el mundo del porno y se ha hecho escritora, incluso enseña a los niños las virtudes de la lectura desde pequeños.

Sasha Grey cual “mosquita muerta” por las escuelas estadounidenses.

No seré yo quien reniegue de los placeres que ofrece la buena literatura, pero como diría Brassens, buscar en ello un afrodisíaco, no, eso es una utopía… y que me perdone doña E. L. James pero donde esté lo audiovisual…. Además, podéis llamarme escrupuloso, pero la literatura erótica siempre me ha producido cierto prurito, sobre todo cuando empiezan las descripciones detalladas de jugos y fluidos, algo que no suele faltar. En fin, querida Sasha, muchos son los que te echarán de menos. Aquí va el pequeño homenaje de los Factotum, “Sombras de Sasha Grey”:

No olvidéis dejar una respuesta!!