Dieciséis

Este tema ha vivido muchos botellones y ha sido cantado en ciertos estados lamentables. Imposible no pensar en mi vieja pandilla de amigos cada vez que canto esta canción. Es de las más antiguas del disco y me remite a mi juventud temprana. A todos mis amigos les ha tocado alguna vez hacerme de coristas y me gusta pensar que algo de ellos se ha quedado en la canción. Para escribirla me inspiré en nuestras noches por Huertas, cuando salíamos con grandes expectativas que normalmente se iban desinflando hasta el amanecer. Admito que tiene mucho de fantasía sexual adolescente y un poco de sucesos reales algo distorsionados, eso sí. Me parece que es un tema divertido producto de una época divertida. Está dedicado a todos ellos, saben quiénes son.

Anuncios

Ladrones

Recibir la llamada del repartidor de Correos y verle entrar con esas preciosas cajas de cartón que contenían nuestro disco ha supuesto uno de los momentos más felices de mi vida. Nunca me he sentido más orgulloso de mi nombre que cuando el tipo gruñó “firme aquí”. Esta primera generación de canciones se merecía un formato a la altura y es un milagro que lo hayamos conseguido con creces, dada nuestra falta de medios y dispersión natural.

Pero empecemos por lo obvio, para nosotros tener un disco significa que por fin podemos ponerle cara a lo que llevamos haciendo los últimos años. Que si humor o poesía, que si acústico o eléctrico, que si cerveza o cubata… Pues ahí está, sea lo que sea, ahí está.

Los amigos que ya lo han escuchado nos han transmitido muy buenas sensaciones. Lo mejor que podemos decir nosotros de “canciones de amor y/o sexo” es que nuestro trabajo queda perfectamente representado (salvo los matices propios del directo, obviamente). Podéis creerme cuando digo que estamos más que satisfechos (si no fuera así no escribiría un post como éste).

Y éste, es el primero de una serie donde voy a contaros lo que significa para mí cada tema y por qué hemos decidido que esté. Esta semana le toca a “Ladrones”.

“Ladrones” es la única canción con temática explícitamente política del disco. Todas nuestras letras parten de una experiencia personal que nos afecta en un sentido más o menos profundo. La gravedad del trance que España está atravesando ha llegado a afectarnos de tal manera que nos parecía ineludible volcar nuestra opinión al respecto sin eludir nombres ni apellidos. Compuse la canción en dos o tres tardes intensas mientras se sucedían los escándalos de corrupción en el televisor. Traté de recoger la sensación de impotencia y de rabia que muchos sentimos, al ver cómo nos roban literalmente y se van de rositas. Lo difícil fue llevar este tema tan preocupante a nuestro terreno, al estilo Factotum Madrid Le escribí a Mario unos versos para que los cantara con la voz de Rajoy. Javi captó enseguida que se trataba de un tema muy rock y que pedía distorsión en las guitarras eléctricas. Después de unos cuantos ensayos interrumpidos por las risas, conseguimos que fuera sonando hasta dejarlo tal y como está en el disco. No es sólo un grito de protesta contra los políticos y gente del poder, también es una llamada a la acción contra quien se aprovecha de la desgraciada situación para medrar empeorando aún más las cosas. Somos más de seis millones y ellos sólo unos ladrones.

¡Presentamos un CD!

Presentamos un CD.
Presentamos los motivos
para en público dar fe
de que aún estamos vivos,

de que, canción a canción,
se afinaron las guitarras
y las canciones de marras
resultaron lo que son.

Doce relatos más doce
pensamientos inconexos.
Doce amores, doce sexos
donde se nos reconoce.

Donde priman las preguntas
y escasean las respuestas,
y las rimas tienen puntas
retorcidas como estas.

Donde suma cuanto resta
mi palabrería fácil,
esa mano acorde y grácil
que nos echa “El hombre-orquesta”.

Solo queda daros gracias
por reírnos las desgracias
y aplaudir con buenos modos.

Nos veremos donde sea*.
Los Factotum os desean
mucho amor y/o sexo a todos.

*En El Rincón del Arte Nuevo el viernes 31 de octubre.

¡A falta de un tema para acabar el disco!

Aunque últimamente parezca que estamos de retiro espiritual seguimos en activo. No hemos dejado de producir, lentos pero seguros. ¿El resultado? (redoble de tambores…) ¡¡¡El disco!!! Pues sí, nuestras cacareadas Doce canciones de amor y/o sexo se encuentran ya en fase de postproducción, a falta de un solo tema. Nuestra intención es darle una maquetación bonita y cuidada pero en las próximas semanas podría estar acabado…

Esta tarde por primera vez he hecho el ejercicio de escuchar todas las canciones del tirón y por el orden en que irán en el disco. Me he sentido como un rey: lleno de orgullo y satisfacción.

No, en serio, he estado recapitulando todo lo que nos ha supuesto este pequeño periplo musical que comenzamos hace unos años, primero los dos hermanos y luego con “Javi Hombre-orquesta”. Sin olvidar nuestros comienzos como Pantagruel.

Nuestro amigo Santy Pérez fue quien nos animó a presentar en público nuestras primeras canciones.

Han sido muchas horas de guitarreo, de wordreference y diccionario de rimas, muchos enfermizos debates alrededor de una palabra de más o de menos dentro de un verso. Y después a ensayar, a estrenar y a descartar en la mitad de los casos. Nos hemos pegado algún batacazo y hemos tenido altibajos,  crisis de autoestima, y hasta peleas. Hemos palmado pasta y probablemente hecho el ridículo más de una vez (eso se nos da de maravilla).

El padre Carrasco no logró consumar el exorcismo el día de Halloween en El Rincón.

¿Qué conclusión saco? Pues que no cambiaría por nada del mundo todas las experiencias que he tenido la oportunidad de vivir con vosotros, nuestros amigos. Los que nos apoyáis y los que creéis en nosotros, los que simplemente habéis sonreído escuchándonos, mil gracias por estos años de diversión.

¿Y ahora qué? Creo que hablo en nombre del grupo si digo que nos encontramos con más fuerzas que nunca para seguir compartiendo grandes momentos. Siento este disco como un pequeño testimonio de esta primera etapa y un punto de inflexión para seguir creciendo hacia la vida misma. Doce canciones rigurosamente filtradas que creo que representan lo mejor que hemos hecho, lo que no sé si es mucho decir, pero ahí están para que juzguéis, este disco es vuestro.

Hemos decidido regalaros nuestro trabajo, os pertenece por derecho. Dicen que lo que es gratis no se valora pero vosotros nunca nos habéis cobrado, aunque hubiésemos estado encantados de pagaros muchas noches.

¡Mil gracias!

Eso sí, sólo os pedimos una cosa que es muy importante… ¡escuchadlo, por favor! ¡Preferiblemente una y otra vez, hasta que os sangren los oídos! Y después, si os ha gustado difundidlo todo lo que podáis, mandádselo a vuestros amigos, colgadlo por las redes, dadle likes y mierdas de esas, en definitiva hablad siempre como que somos la hostia, no os cortéis. Y si no os mola, no hace falta que mintáis, simplemente decid que preferís guardaros vuestra opinión al respecto e instad a la gente a que lo escuche por sí misma, si puede ser en directo mejor.

En fin, chicos, seguiremos informando, ¡próximamente habrá buenas noticias…!